Jamàs imaginaron lo que pasarìa en la mayor feria de tecnología ¡WOW!

El CES es una de las ferias de electrónica de consumo más veteranas y que cada año atrae a periodistas y entusiastas a Las Vegas durante casi una semana.

Pero este año, lo más sorprendente e impactante no han sido ningún dron, ninguna cámara de realidad virtual ni ningún casco de realidad aumentada.

El protagonista este año han sido las grandes tormentas que han inundado los recintos colindantes a la feria, hoteles y casinos que se convertían en ríos, y un apagón total en la feria que dejaba a la feria tecnológica sin electricidad, creando un momento de sensación de surrealismo entre los asistentes. El lugar más tecnológico de la tierra se quedaba en la edad de piedra durante unas horas.

La linterna del móvil y las baterías externas se convirtieron en el gadget más cotizado durante unas horas, y los más de 120.000 presentes se apresuraban a salir a la calle o a intentar entretenerse hasta que se restableciese la electricidad.

Los organizadores del evento culparon a la tormenta que dejó rápidamente decenas de litros por metro cuadrado en el centro de Nevada. No llovía en Las Vegas desde hacía casi 120 días, según el servicio meteorológico local, y las autoridades e infraestructura de la ciudad de los casinos quedaron rápidamente superados por las circunstancias.

Los servicios de emergencia llegaron sobre las 12 del mediodía, 45 minutos más tarde que comenzase el apagón, y consiguieron recuperar la electricidad en los recintos aproximadamente una hora y media después. En total dos horas de “show sin show” en la que primó la camaradería y las bromas entre los asistentes.

 

Gabriela Galeas
Gabriela Galeas
@ggaleas22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.