La novia de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez, muestra su lado más maternal

La modelo española dijo desde hace mucho que era bastante hogareña y le gustaba estar en familia

Si bien es cierto que Georgina Rodriguez se ha convertido en uno de los personajes
más buscados por la prensa desde que saliera a la luz su relación con el
futbolista Cristiano Ronaldo, con quien ha debutado ya en la maternidad tras el
nacimiento de su primera hija en común, a día de hoy se sigue sabiendo muy poco de
la mujer junto a la que el astro del balón parece haber sentado definitivamente cabeza.

Sin duda las fotos que comparte son una prueba de ello.

 

A excepción de unas cuantas exclusivas que se pueden contar con los dedos de una
mano, la joven modelo de 23 años ha preferido mantenerse en un discreto plano en
todo momento, convirtiendo su cuenta de Instagram en el único medio a través del
cual se puede adivinar parte de su día a día y cómo se ha integrado en la familia de su
novio, quien ya es padre de tres niños fruto de dos procesos separados de gestación
subrogada: su primogénito Cristiano Junior y los mellizos Eva y Mateo, nacidos el pasado junio.

Viendo las últimas fotos que ha compartido en su perfil, la guapa española no
exageraba cuando en una de sus primeras entrevistas públicas aseguraba que era
una persona muy hogareña y, sobre todo, niñera. En tres de las últimas cinco
instantáneas que ha compartido con sus más de dos millones y medio de seguidores, la
modelo aparece acompañada del hijo mayor del futbolista evidenciando la estrecha relación que ambos mantienen.

“De camino a ver jugar a papi”, escribía Georgina junto a un selfie de los dos, en el que
también aparecía su suegra en un segundo plano, tomado a bordo del jet privado con
el que se desplazaron hasta Abu Dhabi para asistir a la final del Mundial de Clubes.


Lea tambien: “¡OFICIAL! Walt Disney Company compra parte de 21st Century Fox!”


Su presencia en el encuentro no pasó desapercibida, y las fotografías tomadas por los
fotógrafos la muestran sentada en las gradas al lado del pequeño y muy pendiente en todo momento de él.

“De camino a ver jugar a papi”, escribía Georgina junto a un selfie de los dos, en el que
también aparecía su suegra en un segundo plano, tomado a bordo del jet privado
con el que se desplazaron hasta Abu Dhabi para asistir a la final del Mundial de Clubes.

Su presencia en el encuentro no pasó desapercibida, y las fotografías tomadas por los
fotógrafos la muestran sentada en las gradas al lado del pequeño y muy pendiente en todo momento de él.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.