Hace un mes que la cantante de 47 años se operó, en manos de un experto cirujano en Beverly Hills, California, desarrolla la publicación.

La intervención que se realizó consiste en una reducción del estómago al colocar una prótesis de silicona con forma de anillo alrededor de la parte superior del mismo.

De esta manera el área de almacenamiento del alimento se ve muy reducida, pudiendo receptar solo una pequeña porción de comida, para que la paciente se sienta saciada más rápidamente y consuma menos alimentos.

Además, añade Page Six, el tiempo de recuperación es rápido y la cicatrización mínima, pues la intervención se puede hacer a través de una pequeña incisión.

Mariah Carey

A la izquierda, la cantante en julio pasado. A la derecha, en octubre.

«Mariah siempre se ha sentido orgullosa de sus curvas, pero este verano, cuando terminó los conciertos en el Caesars Palace de Las Vegas y se fue de gira con Lionel Richie, notó que se le hacía más difícil bailar.

Además, estaba recibiendo muchas críticas sobre su cuerpo», contó una fuente al mismo medio.  Y agregó: «Mariah ya está viendo buenos resultados y se siente mucho mejor«.

Esta no es la primera vez que la cantante se somete a algún tratamiento estricto para bajar de peso ya que logró bajar 30 kilos después del nacimiento de sus gemelos en 2011.

Aquella vez no se operó, sino que siguió una dieta estricta y un plan de ejercicios muy constante.

«Nunca me pesé. La gente pensará que miento, pero es verdad. Soy una chica alta y de huesos grandes, así que siempre peso más.

En lugar de recurrir a la balanza me probaba algún vestido que hacía tres años me quedaba bien y según me quedara bien o mal así estaba mi cuerpo», decía en ese momento.