Todas las noches de competencia nos dan algo motivante…

Ninguna noche de competencia nos cansa, no nos aburrimos porque sabemos que todas traen algo motivante… ese vaivén, esas alteraciones, esas sorpresas que hacen que de 6pm a 7 las cosas no sean convencionales.

Primeros 300 puntos, La Red, tenían el chance de llevarse el triunfo, o sentir el amargo sabor de la derrota, las cosas solo las ponían cambiar ellos, ni el destino, ni la vida o el cosmo. Las cosas las cambiaron los amarillos, fueron los ganadores de la primera competencia.

En la segunda competencia, los rojos estaban desinflados y los amarillos con aire de grandeza, esto era una ventaja mental para ellos, Babel Variable, se impuso esta noche, podía ser tan libre como el triunfo, pero tan aberrante como la perdida… y quienes lo vivieron fueron los rojos, nuevamente perdían sin consuelo, sin contemplaciones, sin reversa.

Joan tuvo un problema con su hombro, se le acabo la gasolina y dejo pensando en su bienestar, por una vieja lesión que lo aqueja hace tiempo.

Los amarillos celebraban esta vez… con 600 arrasadores puntos.

La nominación se pintó roja, y será los mensajes de texto los que la dictaran, veremos quien se viste de negro.

Este miércoles conoceremos la nominación

Calle7 Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.