YouTube está dando recompensas monetarias por la creación de vídeos de bienestar social

Creators for Change, que se estrenó en el Tribeca’s TV Festival, honra a los jóvenes YouTubers que están utilizando sus canales para encabezar el cambio social.

 

La iniciativa Creators For Change de YouTube —que impulsa a los jóvenes YouTubers que utilizan sus canales para encabezar el cambio social— estrenó tres nuevos videos en el Tribeca TV Festival inaugural de este año. El evento de estreno, organizado por YouTube, fue conducido por la estrella de YouTube y ex concursante de American Idol Todrick Hall, y contó con el trabajo de tres creadores de su primera clase de 27 miembros. Cada creador puso en tela de juicio las ideas de raza, discriminación y xenofobia inspirado por su propia posición en la sociedad y con la esperanza de fomentar la solidaridad. Para su lanzamiento, YouTube respaldó la iniciativa con un millón de dólares como apoyo a sus 27 creadores, otorgándoles becas de producción y equipo —cada uno recibió una beca de 25,000 dólares—.

«En un momento en que el Internet es criticado por fomentar la división y crear desconfianza», le dijo a VICE Impact Alexandria Walden, abogada de Google en cuanto a libertad de expresión y derechos humanos, «estamos amplificando las voces de los modelos a seguir que están abordando problemas sociales importantes». El objetivo es demostrar cómo su plataforma puede ser utilizada para elevar las voces solidarias y poderosas que están abordando temas de justicia social.

Un video que se estrenó en el Festival, el video número uno en la plataforma, es proveniente de Australia, del artista del hip hop L-Fresh the Lion con su canción Raci$t/Our World.

«El racismo sistémico y el legado de la colonización respecto a la exclusión de los pueblos indígenas es algo de lo que no se habla en Australia y yo quería explorar lo que eso significa en el presente», dijo L-Fresh durante el panel después de la proyección.

«Estos videos para mí son una forma de terapia. Cuando otros pueden conectarse y sacar algo de ellos, es algo motivante».

El video se rodó en su ciudad natal de South West Sydney, Australia, y celebra la alegría cotidiana que comparten las comunidades al creer en la fuerza de su diversidad. Pero primero, el espectador se enfrenta a una escena inicial de voces amenazantes. «Soy racista», dice repetidamente un ominoso hombre enmascarado. Afortunadamente, L-Fresh interviene para difuminar este símbolo del racismo universal con letras que acogen la alegría de aprender de toda la humanidad:

Hay tanto en este mundo que nunca conoceré. Así que echo un vistazo a mi alrededor, me nutro de él y redoblo el esfuerzo. Hay muchas complejidades. ¿Por qué lo simplificamos?

«Trato de ser una pequeña lámpara en la oscuridad», dijo L-Fresh, «para inspirar a otros a encender su lámpara. La conversación puede comenzar incluso en tu propia familia. Desafía los estereotipos negativos. Puedes empezar por ahí».

A su video le siguió el ensayo visual de Tasneem ‘Tazzy’ Phe, I Want Nothing To Do With This Country. En el cual describe su crianza a veces marginada y angustiosa, en la cual intentó formar una identidad musulmana siendo una niña entre dos naciones, los Estados Unidos y Paquistán. Es mejor conocida por la comunidad de YouTube como comediante, pero esta beca le permitió expandir sus horizontes. Utiliza el conmovedor, y esperanzador ensayo visual para invitarnos a conocer sus nociones sobre el hogar y ser alguien diferente.

«Quiero que haya una mejor representación de los musulmanes en los medios de comunicación», dijo Phe. «Exhibir mi trabajo puede resultar abrumador, especialmente en los días en que hay bombardeos». Dice que con regularidad es atacada verbalmente en las calles y que a veces sus hostigadores la llaman «raghead» [término despectivo para referirse a los musulmanes].

«Estos videos para mí son una forma de terapia», dijo Phe. «Cuando otros pueden conectarse y sacar algo de ellos, es algo motivante».

El último video, un cortometraje de nueve minutos rodado a lo largo de nueve meses, fue realizado por el estudiante de cine, radicado en Londres, Sam Saffold.

En A Welcoming Place, vemos a un joven con la oscura misión de reconectarse con el hogar de su padre recientemente fallecido. Inesperadamente para él, una pareja vive en el lugar, y mientras se van conociendo, nos sentimos obligados a mirar en el agujero de conejo de paranoia que el joven siente hacia los habitantes. Al final, nos preguntamos por qué lo hicimos. ¿Sus sospechas eran infundadas? ¿Tuvimos alguna otra opción aparte de compartir su sesgo? El filme explora exitosamente el propio prejuicio del espectador para provocarle miedo al enfrentarse con lo que es diferente.

Saffold nos hace parte de su oscura fantasía para explorar la xenofobia y el dolor.

«Hay algo ahí fuera, y es diferente, y peligroso», dijo Saffold de las premisas de muchos géneros de cine. Habiendo crecido viendo películas de suspenso, dijo que solía pensar: «Espera, soy diferente, ¿soy peligroso?».

Saffold desciende de una mezcla de razas y ha tenido que explorar su identidad en el clima racialmente cargado de Inglaterra. Sobre el desafío de producir para la nueva plataforma de YouTube, expresó emoción y un sentimiento de intimidación. «Es importante contar con un buen sistema de apoyo y aferrarte a las personas que te dicen: «Oye, hiciste que cambiara de opinión sobre esto, gracias».

«Hay algo ahí fuera, y es diferente, y peligroso».

La lista de reproducción de Creators for Change actualmente incluye trece videos de los creadores de todo el mundo. El equipo de Creators for Change también espera que más espectadores sientan la necesidad de publicar videos de actualidad para la justicia social, y proporciona una guía de lo que hace que una historia sea buena y atractiva.

 

via Infobae.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.