YouTube limitará a cuatro horas la jornada de quienes visionan el contenido inapropiado

YouTube, como otras grandes plataformas que trabajan contra el odio, tiene bajo su mando a un gran número de personas revisando de forma manual el contenido que se denuncia como inapropiado.

Con la intención de eliminar el porcentaje de fallo que pueden cometer los algoritmos, la mano de obra humana es indispensable.

La empresa ofrece también beneficios “saludables” para contrarrestar los efectos de los vídeos en los trabajadores

No obstante, cabe preguntarse si estos equipos están entrenados de alguna manera específica para enfrentarse a pornografía infantil, acoso, abuso de toda clase e imágenes y vídeos que únicamente contienen odio. Tanto YouTube como Facebook, Reddit y Twitter han recibido críticas por contratar a personal mal pagado para realizar esta tarea.

Por eso esta semana YouTube ha querido recalcar que la plataforma comenzará a limitar la jornada laboralde estas personas que se enfrentan diariamente a elementos que no caben en una red social inclusiva y respetuosa.

El plan para compensar las duras condiciones que el trabajo requiere incluye, además de la reducción del trabajo a cuatro horas, la obtención de beneficios “para la salud” que YouTube no ha especificado.

La plataforma emplea un sistema conocido como Content ID para, primero, señalar el contenido que incumple las normas de uso y que puede suponer una violación de la propiedad intelectual.

Esta automatización casi infalible de los algoritmos de la plataforma se conjuga con la moderación humana en el caso de los vídeos que plasman violencia, asesinatos, suicidios y otro tipo de contenido perturbador para quien tiene que verlos.

Hasta ahora, este departamento estaba compuesto por trabajadores a media jornada escogidos a través de contratas, que no reciben el mismo tratamiento que el resto de los empleados de Google a tiempo completo.

YouTube ha anunciado la contratación de otras 10.000 personas para aliviar la limitación de los algoritmos, que no han podido acabar en el último año con propaganda, noticias falsas y radicalización religiosa. La cuestión será poder averiguar si estos nuevos empleados verán mejoradas sus condiciones de trabajo.

Gabriela Galeas
Gabriela Galeas
@ggaleas22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.