Internacional Sucesos

ATERRADOR | Un joven decapitó a su amigo y dejó la cabeza en el portón del colegio

Ikal Cablecolor

Este aterrador suceso ocurrió en la ciudad de Kobe, Japón, cuando un joven japonés mató a una menor de 10 años a puros martillazos y a su amigo de 11 años le cortó la cabeza.

El sujeto responde al nombre de Shinichiro Azuma, tenía 14 años de edad cuando realizó el horrible hecho. En la actualidad, el asesino cumplió la condena y ya se encuentra en libertad.

Lea También: Japonesa ocultó el cuerpo de su madre durante 10 años en un refrigerador y confesó la razón

Dicho acontecimiento pasó el 27 de mayo de 1997, cuando en la entrada de un colegio se encontró la cabeza que pertenecía a un alumno del mismo instituto, Jun Hase, de 11 años.

Asimismo, a la cabeza le hacían falta los ojos y la boca la tenía cortada de oreja a oreja, misma donde la policía encontró una nota que dejó el agresor.

En la nota el chico se identificó como Seito Sakakibara, “Este es el principio del juego, traten de detenerme policías estúpidos… deseo desesperadamente ver gente morir, es un desafío para mí cometer asesinatos. Se necesita un sangriento juicio para mis años de gran amargura”, escribió.

Agentes policiales encontraron el resto del cuerpo en un lugar bastante cercano al colegio.

Fue entonces el 28 de junio del mismo año, que la policía arrestó a Azuma y confesó otros delitos que cometió meses antes de la muerte de Jun Hase.

Febrero de 1997, un adolescente golpeó con un martillo, a dos chicas de primaria que iban por la calle. Sin embargo, las pequeñas lograron huir de su atacante con heridas leves.

Posteriormente, el 10 de marzo, un desconocido atacó a Ayaka Yamashita de 10 años, este le dio fuertes golpes con un martillo en la cabeza.

Lea También: GALERÍA| Así se sintió el poderoso sismo que sacudió a Japón

La menor de edad se trasladó de inmediato a un sanatorio, pero lamentablemente falleció el 16 de marzo por la gravedad de las lesiones que le provocó su atacante.

El aterrador escenario de todas esas víctimas correspondía a un mismo precoz homicida, quien se hacía llamar Seito Sakakibara y que con cada acto demostraba la inmensa furia que tenía en contra de la humanidad.

 

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras