Espectáculos Nacionales

Romell Quioto pelea en redes sociales con el productor musical Frank Miami y Menor Menor

UTH Boxi Boxi

Continúa la polémica por el supuesto romance del delantero hondureño del Montreal Impact, Romell Quioto, con una panameña que tenía una relación con el empresario catracho de la música, Frank Miami.

En un vídeo publicado en Instagram, Quioto aseguró haber sostenido una relación con una hermosa panameña que estaba con Franklin Martínez, dueño de la disquera Carbon Fiber Music.

Lea también: SANTA LUCÍA: Abarrotado de turistas el municipio de F.M. con más casos de COVID-19

El jugador dijo que “le bajó la mujer” a Frank, lo que provocó que este lo bloqueara de las redes sociales.

“Te bajé la mujer, estuve jangueando con ella y me bloqueaste ja, ja, ja, no sé por qué te enojas si no es nada tuyo”, comento el polémico quioto en un vídeo en vivo.

Asimismo, el delantero, quien se encuentra de vacaciones en este momento en Honduras, expresó, “Vos tenés que “janguear” con artistas, no te dediques a tirarle a un futbolista. Tengo 600 personas conectadas, estás “burlao chaval” hay niveles papi”.

Sin embargo, Frank Miami no se quedó atrás y le respondió en un live al futbolista y le dijo “soy el papi de tus babys”.

Lea también: Amor sin fronteras| Con pancartas chica sorprende a su novio que vive en EE. UU

“Ahora quieres ser cantante cuando viniste a mi casa. Me das risa, no te quieren en el futbol ya hora quieres ser cantante ja, ja. Que cojones”, expresó el productor.

Además, Quioto aprovechó para atacar al cantante hondureño Menor Menor luego de prestarle 1,000 lempiras, porque el empresario Frank no le había pagado.

“A Menor Menor le digo que me pagué los mil lempiras que le presté, ¡Ah no!, ya me acordé, yo se los regalé esos mil lempiras, ya no los quiero”, comentó.

Agregó, “el día de mañana si Dios te da la oportunidad de estar arriba, te vas a acordar de mí que yo te los di, toda la vida te acordarás de mí que cuando nadie te quería ayudar, yo fui quien te los dio”.

 

El Milagro
cablecolor
Abracemos a honduras