Internacional

VIDEO| Niña de 9 años es esposada y rociada con gas pimienta por policías en EE.UU.

Cablecolor

La Policía de Rochester en Nueva York, EE. UU, hizo públicas las imágenes del incidente en el que varios uniformados rociaron con gas pimienta a una niña de 9 años.

En el vídeo, grabado por las cámaras corporales de uno de los agentes involucrados, se puede escuchar a la niña suplicar entre sollozos, “oficial, por favor, no me haga esto”, mientras estaba esposada en la parte trasera de una patrulla.

Lea también: No necesitarás del comprobante para reclamar nueva ID; todo será mediante huella dactilar

Al mismo tiempo, una de las uniformadas le respondía, “te lo hiciste tú misma, cariño”, sentada tras el volante y le avisa que una ambulancia está en camino para atenderla, pero que va retrasada.

Sin embargo, la pequeña se escucha nerviosa y desesperada, que quiere ver a su papá y se queja que le queman los ojos.

Continúa insistiendo, “arde demasiado”, a lo que la patrullera le dice, “se supone que debe arder. Se llama gas pimienta”.

La acción provocó críticas y desapruebo en las personas. Al respecto, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó estar furioso con las nuevas grabaciones porque son “incluso más impactantes e inquietantes” que las primeras.

Lea también: CONFUSIÓN: Jóvenes hondureños murieron la noche anterior al accidente de tránsito en Texas

“Los neoyorquinos en todos los rincones del estado están asqueados por estas acciones. Debe haber un período de investigación completo y competente”, aseveró Cuomo.

El hecho tuvo lugar después de que la madre llamó por una discusión con su esposo. Denunció los abusos y que si hija tenía tendencias suicidas.

La atención de las autoridades de volcó a la niña, que había escapado por una calle nevada. Al alcanzarla, la regañaron por gritar y no querer entrar al carro.

Cabe mencionar, que los involucrados están suspendidos a la espera de que se complete una investigación.

 

Etiquetas

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras